fbpx
Procesos Creativos

Presas del Silencio

Por Melva Medina

Cuando el alma de un ser es violentada la mente corre en su defensa y crea un blindaje que la “protege” ocultándola en el silencio. Lo subsecuente es un encierro que mantiene al espíritu aprisionado, confundido e inmerso en el conflicto y el dolor…

Hay encuentros mágicos entre personas, algunos intensos y pasionales, algunos armónicos y rodeados de amor, pero también los hay salvajes y llenos de sadismo y odio.

El mundo actual ha polarizado a la raza humana. Se exacerba la ira, la intolerancia y las agresiones físicas. Se fomenta y promueve el morbo, el amarillismo mediático y el sensasionalismo. Se deja a un lado nuestra capacidad de asombro y nos volvemos espectadores, protagonistas y consumidores de historias dolorosas como parte de un entretenimiento cotidiano. En consecuendia, cerramos los ojos a la moralidad y la valoración de los derechos humanos.

La frecuencia del desastre y del comportamiento primitivo, animal y equivocado de un gran sector de la humanidad nos presenta estos hechos como algo normal de la vida cotidiana. De esta manera, se justifican los comportamientos inhumanos como parte de la esencia que nos caracteriza como especie.

El sutil encuentro de la caricia y la sexualidad se ve transformada en abuso cuando una de las partes es usada; cuando se pasa de algo que por calidad humana debería ser la culminación energética y química del amor, a una agresión salvaje, básica y primaria de individuos que gustan de satisfacer sus instintos; cuando se violentan seres humanos indefensos, sin importar la consecuencia de sus actos.

Nuestro momento es de cambios afortunados. En la actualidad el mundo, a pesar de la presencia de un caos evidente y una crisis humanitaria mundial, está abriendo los ojos y despertando. La indignación de un grupo grande y sensible de personas a nivel mundial, comienza a unificar y radicalizar posturas que en un corto tiempo llevarán al despertar de la conciencia. He aquí la labor que como artistas debemos cumplir. Nuestro compromiso es el uso de las herramientas creativas para la denuncia de eventos, y más aún, para la propuesta de alternativas de alivio y solución de conflictos. El arte es el mecanismo que sublima los actos de lo humano. El arte nos acompaña y nos seguirá distinguiendo del resto de las especies. El arte salva la real esencia del ser que convoca nuestra existencia.

Este es un trabajo que hemos realizado durante poco más de un año. Tiene su origen en los dibujos de Aura Meztli de donde yo parto, como escultora, para transformarlos en mi interpretación personal a manera de instalación. Al unísono de esta labor de denuncia, Aura Meztli nos brinda un aliento fresco al dedicar sus creaciones en diseño de moda a las niñas víctimas de abuso sexual. Con esto otorga una herramienta de empoderamiento y fortaleza para seguir adelante dignamente y reclamar el derecho a sentirse seguras, libres y atractivas.

En este proyecto, como en todos los que llevamos a cabo en Nahualli la casa de los artistas, la familia ha sido la base que inspira su realización. El apoyo de Abel Vázquez y Alma Citlalli han sido fundamentales para su ejecución. Agradecemos también enormemente a Carlos Arjona por la fotografía.

Leave a Reply

Your email address will not be published.